Ajuntament de Vallat

Recorramos el término municipal
Empezando de la parte alta de la partida de la Umbría habiendo subido por el depósito de la nueva central eléctrica hacia la meseta, nos encontramos con una gruta considerable casi en la cima, luego en el llano existen restos de un poblado Celta.
 
Cambiando de paraje, nos encontramos en la Solana en la partida el Cantalar, lugar muy abundante de piedra caliza y muy fácil su adquisición, aquí mismo se encuentran los restos del horno en el que se coció la cal con la que se construyó la Iglesia.
 
Continuando el recorrido nos encontramos ya más hacia el norte con vestigios de Cañadas, (paso oficiales para el ganado) convertidos actualmente en algunos tramos en pistas forestales para circular los vehículos.
 
Si nos situamos en lo más alto del monte del CHURRO, desde allí se observan unas visitas excelentes del término, así como de los pueblos limítrofes, pudiéndose apreciar en sus huertas las filas de naranjos plantados con precisa exactitud. Seguimos el recorrido pasando por El Pocico y la Loma.
 
Después de todo este recorrido, si nos encontramos sedientos, todavía se conserva un pequeño pozo artesiano construido por el propietario de la finca en donde podemos beber, suponiendo que no sea un año de sequía. Continuamos y a muy pocos metros nos aparece una gran hondonada, a esta partida se la llama El Prado, una de las más ricas partidas por la riqueza de su agricultura, principalmente la aceituna.
 
En el recorrido que hemos realizado hasta ahora, hemos ignorado algunos parajes muy importantes, entre ellos están el Gorgojo, Las Quemadas, La Fuente Ramírez, El Galindo y otros muchos que los visitaremos en otra ocasión, cuando los accesos sean mejores.
 
Sin bajar a El Prado, continuamos por la pista y llegamos al Corral de Salas, punto éste de confluencia de los caminos de Aragón, del Corral Blanco, pista de acceso al Cúco uniendo todos ellos con la estrecha, empinada y serpenteante carretera de Argelita a Lucena del Cid.
 
Seguimos por la carretera de Lucena y en dirección a Argelita y a 500 m. aproximadamente aparece un camino que nos llevará a Casa de la Señora, este camino en su mayor parte pasa por la línea divisoria de término de Argelita y Vallat. En la época en que se cultivaba la tierra, este camino era obligatorio para los propietarios de fincas que venían de Lucena para trabajar, pero en la actualidad hay tramos intransitables, sólo pasan por él algún cazador.
 
Tras los trabajos ocasionados por el mal estado del camino, por fin llegamos a Casa de la Señora, comprobando el estado lamentable en que se encuentra dicho edificio, aprovechamos para hacer un pequeño descanso.
 
Tan sólo a unos 300 m. en dirección al río llegamos a la huerta, allí parece que entramos en la civilización donde podemos disfrutar de manantiales aprovechados para riegos.
 
Estamos en la balsa de riegos de la huerta de Casa de la Señora en donde tras refrescarnos continuamos en dirección al pueblo, éste es el camino de Vallat a Argelita transformado desde hace muy pocos años en pista forestal, uniéndola con la carretera pasando por el pozo Vidal, quedando un circuito especial para caminar durante una hora denominado la vuelta de los almendros.
 
Muy próximo a nosotros, al otro lado del río Villahermosa, tenemos una gran masa de roca compacta y de gran valor ecológico formando una montaña denominada el Cerro. En esta montaña todavía se aprecia con exactitud la ubicación de una mina de mármol. Esta cantera entró en servicio a mediados de los años 40, dejando de funcionar a principio de los 60.
 
Arrancaban la piedra con dinamita, la moldeaban a la medida deseada mediante martillos y piquetas, todo manual, transformando en bloques rectangulares o cuadrados, según necesidades, siendo luego transportados con vehículos a la ciudad de Almazora en donde estaba la fábrica, estas tareas las realizaban especialistas cualificados venidos de otras poblaciones, siendo contratados personal del pueblo para los trabajos normales.
 
Paseando durante diez minutos llegamos a los pajares, donde se puede divisar la hermosura del río Mijares y el nuevo cementerio, construido por el alcalde D. Ángel Aparicio Bachero en el año 1948, finalizando el recorrido.
Lu Ma Mi Ju Vi Do
 
 
 
 
1
 
2
 
3
 
4
 
5
 
6
 
7
 
8
 
9
 
10
 
11
 
12
 
13
 
14
 
15
 
16
 
17
 
18
 
19
 
20
 
21
 
22
 
23
 
24
 
25
 
26
 
27
 
28
 
29
 
30
 
 

Formulario de búsqueda

Site developed with Drupal